El turismo ecológico en Uruguay, como en el resto del mundo, es una de las tendencias que crece y se afianza en el sector, por diversas razones. En primer lugar porque es una actividad ligada a la naturaleza y en segundo lugar porque la motivación de las personas es fruto de la grave situación ambiental que vivimos actualmente. Miles de personas en todo el mundo tienen en cuenta el cuidado del medio ambiente a la hora de elegir un destino de viaje. Esto se traduce en el interés por tener en cuenta diversas características y servicios que brindan los lugares que se eligen para descansar.

La costa de Rocha, la Quebrada de los Cuervos o Colonia del Sacramento son algunos de los destinos más famosos en estas tierras, que cumplen con los requisitos de este tipo de viajantes. Una experiencia pensada en respetar el paisaje natural, lugares de alojamiento que cuentan con un programa de reciclado de desechos y el descarte de productos nocivos y tóxicos en forma responsable, son apenas algunas de las acciones posibles actualmente, seguidas por los hombres y mujeres que tienen este tipo de motivación para sus recorridos. La opción de recorrido de aventura también contribuye en este sentido.

Además, los pequeños detalles hacen la diferencia sobre todo en un lugar que se propone como un espacio para el descanso de las personas y que busca brindar una respuesta sustentable y amigable con el entorno. Brindar un servicio que presta bolsas de friselina a los huéspedes en el momento en el que salen a hacer sus compras, es un pequeño ejemplo, de una iniciativa simple, al alcance de prácticamente cualquier presupuesto, que suma sin duda un componente interesante como servicio al cliente. Haz clic aquí para obtener más información sobre este tipo de contenedores.

La ventaja de estas bolsas es que además es posible aprovecharlas para insertar el logo de la compañía y fortalecer el branding y la presencia de marca. Brindando una imagen sólida como compañías responsables y preocupadas por el presente y el futuro del planeta.

Las posibilidades que brindan estas bolsas laminadas son amplias y abiertas a la creación. Ya que también permiten imprimir logos y otras imágenes de marcas asociadas a la original, y potenciar resultados de difusión con diferentes propuestas que pueden resultar atractivas y pertinentes para el turista ecológico.

Una bolsa que promocione un paseo ecológico, caminata, turismo de aventura o tracking es otra idea que va en este mismo sentido. Asociaciones de esta clase potencian a ambas marcas. Un rápido vistazo de la variedad de diseños y modelos posibles de ser incorporados puede encontrarse con una búsqueda como “Greenie Uruguay que permite conocer varias propuestas de una empresa especializada en este tipo de contenedores.

El complemento ideal de estas acciones es contar con una política y organización de todos los espacios que responda en el mismo sentido. La separación de los residuos en todo el hotel o lugar de descanso, los cestos correctamente señalizados, incluso la fabricación de composta, son medidas en este sentido.