En la era de los youtubers, son muchos los que han creado sus propios canales de gastronomía. Sin dudas, la revolución digital ha traído consigo una gran apertura en este sentido: hoy cualquier persona con acceso a Internet y a algunas herramientas no muy sofisticadas puede tener su propio canal de difusión, algo que era impensado hace no muchas décadas. Ahora bien, que todos (o casi todos) tengan acceso a abrir un canal no significa que encontremos calidad en todas partes.

Si eres uno de los youtubers que se dedica a la divulgación de recetas de cocina, si acaso publicas tus videos en Instagram Stories o en cualquier otra plataforma, tenemos algunos consejos que serán de utilidad para tus creaciones audiovisuales. Hemos consultado a los expertos de la agencia de videomarketing Gou Video, quienes comparten los 5 tips para crear videorecetas. Veamos.

Tip 1 – Planificar es importante: Ni siquiera los cocineros de televisión más expertos se lanzan a la improvisación a la hora de crear videos. Es de suma importancia tener una detallada planificación previa a la realización del video. En este caso, tener en claro los pasos precisos de la receta, cómo será el movimiento de tus manos, cómo se jugará con las cámaras (es ideal que haya dos planos distintos), e incluso tener cierto guión a seguir. Obviamente, hay que dejar un buen margen a la libertad de movimientos y palabras, pero una videoreceta sin dudas requiere de una organización previa. Lo verás luego: si un video es organizado, no tendrás que invertir mucho tiempo en la etapa de edición.

Tip 2 – La iluminación y el brillo: Aunque no lo creas, incluso los videos de cocina que parecen más caseros y amateurs tienen en cuenta el brillo y la iluminación. ¡No hay nada más feo que las sombras! Es por eso que deberías contar con algunas lámparas para filmación bien colocadas en el escenario en donde se grabará el video, siempre procurando (y haciendo pruebas en la previa) no generar sombras al mover tus manos sobre los ingredientes y elementos de cocina. Por lo demás, es siempre recomendable que configures el brillo y el balance de blanco de las cámaras. Para hacerlo, colocas delante de la cámara un papel blanco y así se ajustan estos niveles.

Tip 3 – Publicar con mentalidad SEO: No te pediremos que además de cocinar ricos platos te conviertas de la noche a la mañana en un experto en posicionamiento web. Sin embargo, siendo que estamos hablando de videos que se publicarán en YouTube y otras plataformas online, es importante que sigas algunas pautas para que el contenido llegue a la mayor cantidad de personas posible. Por un lado, es cardinal que elijas una buena imagen para el video, la que se muestra en el listado de YouTube. Es ideal que esta imagen también incluya el título del video, tal como lo hace esta youtuber que es reconocida en el ámbito de la cocina 2.0.  En este punto, debes pensar en títulos llamativos y concretos para tu video. Y no olvides colocar las etiquetas o tags para atraer a más visitantes a tu video.

Tip 4 – Abrazar los formatos de video más originales: Como decíamos anteriormente, es muy bueno pensar como un profesional y, por ejemplo, incluir más de una cámara. Pero también puedes explorar algunos formatos menos corrientes, por ejemplo incluyendo algunas secciones animadas en tu videoreceta. En este enlace del sitio web del mencionado especialista audiovisual (https://gouvideomarketing.com.ar/videos-animados/) hay más detalles sobre aquella modalidad que, sin dudas, suma mucho a un video común y corriente.

Tip 5 – No descartes el auxilio de los profesionales: Siempre digo que los mejores resultados son entregados por los especialistas. Cuando se rompe un caño en mi casa, pues creo que lo mejor es llamar a un plomero. En este mismo sentido, a la hora de crear videos (también videorecetas) una muy buena estrategia es generar una alianza con un experto del mundo audiovisual. Por ejemplo, no creo que sea muy posible que un amateur pueda incluir los encantos del Tip 4 por cuenta propia. Si bien los autodidactas son cada vez más, te sorprendería saber cuántos canales de cocina en YouTube que parecen amateurs cuentan con un equipo de profesionales detrás a la hora de la realización, la filmación y la edición.