La artesanía es la forma por excelencia en la que aquellos pueblos que han logrado permanecer fieles a sus raíces transmiten su cultura de generación en generación. Sin embargo, no se trata solo de una hermosa forma de expresión de los habitantes de cada lugar sino que también puede llegar a ser un excelente factor diferenciador de la ciudad donde se desarrolla y, especialmente en destinos rurales, ser la pieza clave y potenciadora de la actividad turística. Es así como se puede lograr incrementar la oferta turística y la concurrencia de vacacionantes en aquellos lugares o poblados pequeños y con menos posibilidades que las grandes ciudades pero con una gran riqueza cultural.

La artesanía fue considerada en algún momento como una de las actividades fundamentales para la humanidad durante hace varios años pues era el soporte para los destinos de tipo rural, sin embargo, el proceso de esta dinámica se ha visto alterada por el proceso de la industrialización.

Igualmente muchos poblados han continúan aprovechando su artesanía local para atraer turistas y así propulsar su economía.

¿Qué resulta importante a la hora de definir esta actividad? Por una parte es necesario definir cuál será realmente la demanda de turistas que están dispuesto a adquirir productos fabricados por estos artesanos del lugar. Por otro es importante también elaborar estrategias de promoción y publicidad con las que se dé difusión a este sector económico del lugar, de modo que cada vez más personas se muestren interesados en visitarlo por esa razón. También establecer de qué tipo de artesanía se tratará (ya sea madera, telar, etc) y a partir de allí estudiar qué tipo de maquinaria podría utilizarse, como la que es posible ver en este enlace https://sthil.com.ar/maq/ .Por último también será necesario determinar si se trata de una propuesta realmente factible económicamente.

Luego de todo esto será posible preguntarse entonces cómo podría desarrollarse esta actividad. Es posible hacerlo de muchas formas. En estas las rutas artesanas que se forjan alrededor de una temática central como son las rutas del vino en Mendoza o el tejido en Tucuman pero enfocadas en el tema de la artesanía como en el caso de Salta. Otra forma, la más común, es la venta del producto final a los turistas que se complementa con exposiciones de arte que sirven para agregar contenido histórico a la visita de los turistas. Por último pero no menos importante se encuentran las visitas a los talleres de los artesanos en donde cada persona puede ver el proceso de realización de su artesanía favorita explicada por su propio creador, ver las maquinarias Sthil en el caso de la madera, conocer detalles que no sería posible saber a simple vista y aprender a profundidad la historia del lugar y de las artesanías a través de los propios habitantes.

De esta forma finalizamos y esperamos haber ampliado sus conocimientos sobre lo fundamental que resulta la conservación del sector artesano como parte importante de la tradición de sus pueblos y también de su economía.