El tema de las franquicias en Argentina está en pleno desarrollo, en parte debido a que este tipo de proyectos suele redundar en buenas ganancias y con un margen de seguridad relativamente alto. Es decir que lo que se invierte en una franquicia, aproximadamente, es recuperado en un plazo que rara vez excede la mitad del tiempo establecido en el contrato; con lo cual hablamos aquí de un modelo de negocios que se vuelve cada vez más atractivo para los emprendedores.

Ahora bien, desde la perspectiva del turismo, las franquicias también funcionan realmente bien. Aquellas que están relacionadas con marcas internacionales, reconocidas en todos los rincones del mundo, suelen ser ámbitos que el turista extranjero busca y aprecia. En estos casos, naturalmente, la franquicia en cuestión debería estar situada dentro del círculo geográfico con mayor densidad de turistas para obtener ganancias de este sector.

Desde ya que pocos inversores pensarán en el tema de las franquicias para enfocarse exclusivamente en los turistas que llegan a nuestra ciudad. Sin embargo, este detalle no puede ser pasado por alto; de hecho, es justo considerar que buena parte de las ganancias obtenidas por el sector gastronómico, por ejemplo, y dentro de los barrios tradicionalmente visitados por el turismo, justamente provienen de este sector.

El cualquier caso, lo más recomendable es recurrir a una consultoría de franquicias que pueda informarnos con mayor nivel de precisión respecto de las oportunidades de determinadas marcas dentro del sector del turismo.  Algunas franquicias seguramente funcionarán mejor que otras dentro de este nicho de negocios, aunque rara vez podría emitirse una palabra definitiva al respecto.

Y si hablamos de franquicias tampoco se debería desatender la presencia del turismo interno como factor de ganancias. De hecho, muchas franquicias recién comienzan a aparecer en ciudades del interior del país; pero esto ocurre rara vez en localidades pequeñas, que también son una fuente importante dentro del turismo porteño.

Es decir que, tanto si hablamos de turistas llegados desde el extranjero como de aquellos que visitan la ciudad desde el interior del país, acaso podrían sentirse atraídos por visitar alguna de las franquicias más conocidas en ambos niveles, o en apenas uno, como sería en el caso de un turista interno. De ahí que buena parte de estos emprendimientos suelan situarse en los barrios más visitados por tour y recorridos turísticos previamente pautados con agencias.

Desde aquí, nos parece interesante comenzar a explorar este tema. Pero, insistimos, siempre es recomendable recurrir a un consultor de franquicias para perfilar de mejor modo cuáles de ellas funcionan mejor con el turismo, interno o proveniente del exterior, y cuáles son los circuitos geográficos de la ciudad que mejores beneficios pueden darnos en términos de ganancias netas.

En todo caso, hoy en día los contratos de franquicia son bastante accesibles. Si bien demandará cierto tiempo cubrir el costo de inversión de ese contrato, es probable que se lo recupere en menos de la mitad del tiempo de su duración efectiva. En este sentido, estamos frente a una oportunidad de negocios más que interesante, sobre todo si también podemos incluirla en un circuito en donde el turismo también pueda realizar su aporte.