Comentarios de prensa
PATAGONIA, LAS LEYES DE LA ALTA MONTAÑA


Buenos Aires Herald,
Bonnie Tucker, 26 de marzo de 2008.

The high-mountain. Believe it or not, there´s life up there.

In his latest written gift to nature lovers, biologist Santiago G. de la Vega
dwells on the vegetation and wildlife of the high-mountain regions in Patagonia: las Leyes de la Alta Montaña. Illustrated with good black-and-white drawings by Gustavo R. Carrizo, this little book (128 p, 2007) aims to inform hikers about the forms of life they will encounter during hikes, bring home to them the miracle of these beings´ adaptation to harsh climatic conditions, and convince them to destroy as little as possible of the environment during their hiking and camping.
Some of the facts he imparts are in themselves astonishing. Argentina´s low beech forest can withstand temperatures of – 22 °C, and the tree line of high beeches is 500 meters in Tierra del Fuego. However, northern hemisphere pines, which were imported by settlers and compete with native trees, can stand more cold and reach higher altitudes.


Revista Vida Silvestre, de la Fundación Vida Silvestre Argentina. N ° 102,
enero-marzo 2008.

Se trata del octavo libro de esta serie temática, dedicada a una ecoregión relegada. El mérito de sintetizar información sobre sus especies más emblemáticas o características, y en particular, recomendaciones para disfrutar de la montaña sin dañar su entorno lo convierte en una obra fundamental para andinistas, ecoturistas y amantes de los Andes


TELAM,
febrero de 2008.
Una actividad que repercute en las especies de Alta Montaña
Por Alejandro San Martín

Durante el verano miles de visitantes a los Parques Nacionales, amantes de las caminatas, dejan su huella en las pendientes y cumbres. Especialistas volcaron en un libro sus experiencias sobre el sistema, considerado de los más ricos del planeta. "Los ambientes de Alta Montaña están catalogados entre los más frágiles, por lo mucho que tardan en recuperarse una vez que son dañados", dice el primer párrafo del capitulo uno del libro: Patagonia, las leyes de la Alta Montaña. La regla general de esta obra de Santiago de la Vega, en colaboración con Marcela Ferreyra y Claudio Chehébar, es: "No deje signos de que usted haya estado alguna vez en el lugar".



INVASIÓN en PATAGONIA y La COSTA de BUENOS AIRES, las LEYES del MAR.

Revista Nueva, 26 de febrero de 2006

Viaje a la madre Naturaleza
Bosques, costas, estepas, playas, dunas y bancos de arena son varios de los lugares que estudia el biólogo Santiago G. de la Vega en sus libros Invasión en Patagonia y La Costa de Buenos Aires, las Leyes del Mar. En el primero de ellos aborda los desordenes ambientales que genera la invasión de plantas y animales en islas, mares y continentes. En el segundo, la temática incluye historias que involucran almejas, mejillones, caracoles, tiburones, rayas, tortugas marinas, aves y mamíferos marinos, Bajo esta perspectiva, el autor explora la flora y la fauna del país con la intención de comprender y proteger más y mejor a nuestro vasto territorio natural.



La COSTA de BUENOS AIRES, las LEYES del MAR

Buenos Aires Herald
, 1 de marzo de 2006

Whorthy of mention: The coast
Those who are attuned to the sea and its denizens will enjoy biologist Santiago G. de la Vega’s latest illustrated book on the country’s ecosystems whether or not they’re headed for the coast this weekend. La Costa de Buenos Aires, las Leyes del Mar (Contacto Silvestre, December 2005, 128 pp) provides such tasty morsels of information about the windy, surf-beaten seaboard of the country biggest province that one feels like returning to one’s beach vacation spot and looking again. At sand beaches that are the roofs of inmense hidden cities of clams that lie buried to escape predators and the turbulence of tide changes, for instance. Or the river estuary, where the freshwater flows in beneath it, and the influence of tides is felt as far upstream as San Pedro on the Paraná River and Gualeguaychú off the Uruguay River. There are 83 species of fish and 30 seabird species in the sea out there, which for some species turns out to be cannibalistic world: the first embryo to hatch from the nasa mollusc’s 2500 eggs eats the rest. But the escalandrun shark’s killer instincts begin in the womb; halfway through the female’s 12-month gestation period the embryos acquire teeth an the ability to move out. The strongest attack and devour the weakest until a single big, fat survivor is born. Matters are diverse as the evolution of bathing suits, the fixation of sand dunes with pines, breakwaters, beach sandfills, seabirds that get hooked by trawlers’ nets, and the havoc wrought on sealife by pollution are also dealt with. The book should be required reading for the province’s high school natural sciences courses.



INVASIÓN en PATAGONIA

Revista Vida Silvestre
N° 94, octubre - diciembre 2005

Junto con un panorama histórico y mundial sobre la problemática de las invasiones biológicas se describen aquellos ambientes más o menos vulnerables a ser invadidos. También, las formas de diferenciar, paso a paso, una “invasión”.
El caso de la Patagonia es paradigmático, dado el avance de los pinos y de arbustos (como la retama y la rosa mosqueta), los problemas causados por insectos (como la chaqueta amarilla), por mamíferos, como el castor, el ciervo colorado, y el conejo, y por peces como las truchas marrón y arco iris. Se plantea la situación en la costa marina patagónica, destacando el avance de una invasora alga asiática. Con estilo atrayente, el autor conecta todos estos temas con una clara señal de alarma sobre “los invasores” que pueden complicarnos la vida silvestre.



PATAGONIA, las LEYES de la ESTEPA

Revista Naturaleza & Conservación, Aves Argentinas
, septiembre de 2003

Luego de los trabajos sobre Iguazú, Antártida, bosques y costas patagónicos, la quinta contribución con idéntico formato de la serie esta dedicada a la estepa. La tapa, en colores, tiene ilustraciones de Chiappe, y en el interior, en blanco y negro, de Carrizo.
Con la experiencia a cuestas de los libros anteriores, se perfila una maduración en el estilo del autor, siempre ávido por explicar con sencillez conceptos ecológicos, manifestar su preocupación conservacionista y mechar el texto con cierto humor.
El resultado es una obra amena y que invita a ser leída, ideal para los viajeros que se animen por la Patagonia y a todos aquellos amantes de la naturaleza.
Los textos y dibujos sobre las especies de flora y fauna más notables de la estepa, convierten a este libro en una práctica guía de campo.


Iguazú, Las Leyes de la Selva



Diario CLARIN, 9 de Mayo de 1999
UN LIBRO QUE DEFIENDE A LA SELVA

En Iguazú, las Leyes de la Selva, el biólogo Santiago de la Vega cuenta la diversidad de animales y plantas que habitan en esas regiones.

El intrincado y apasionante mundo de la selva es descripto con un lenguaje claro y preciso por el biólogo Santiago G. de la Vega en su libro Iguazú, las Leyes de la Selva. La selva de Iguazú oculta misterios que para el profano resultan indescifrables. Pero hay que conocer el "campo de juego" para disfrutarlo más. de la Vega llama "campo de juego" al Parque Nacional Iguazú, que tiene una superficie total de 67.000 hectáreas. Y recomienda las mejores actitudes para ingresar. Uno de sus consejos: "Para observar flores, semillas, frutos y hojas, no las arranques de las plantas. Aún pueden ser alimento para muchos animales y hasta origen de nuevas plantas. Recuerda que cientos de miles de personas visitan el Parque Nacional cada año".
Con un estilo preciso y didáctico, de la Vega explica qué es una especie. "Expresado en foma sencilla, forman una especie el conjunto de individuos que pueden reproducirse entre sí y dejar una descendencia fértil.
Lo más importante que tienen en común estos individuos es su información genética que es única".
En el PN Iguazú hay registradas unas 200 especies de árboles, 448 de aves, 71 de mamíferos, 36 de reptiles, 20 de anfibios, y entre los insectos más llamativos, cerca de 250 especies de mariposas diurnas. La selva que protege es el ambiente de mayor biodiversidad de nuestro país.
La zona cercana a las cataratas, con presencia de agua pulverizada, determina un microclima especial que favorece la existencia de especies exclusivas del lugar. El árbol cupay domina en el estrato superior de las islas del río Iguazú superior, representando una de las pocas zonas de distribución de la especie en la Argentina, escribe de la Vega.
En su libro el texto está acompañado con dibujos de las especies de plantas y animales fundamentales, ilustrado por el naturalista Gustavo Carrizo.
Después de recordar que la selva subtropical paranaense abarcaba originalmente un millón de kilómetros cuadrados (se extendía por el sur de Brasil, este de Paraguay y parte de la provincia de Misiones), el autor apunta que el 55 por ciento de esa selva ha sido destruido en la Argentina; en Paraguay el porcentaje alcanza el 80 por ciento y en Brasil casi no ha quedado nada: se destruyó el 95 por ciento.


Diario La Nación, 29 de Julio de 2001
Buena Letra, Suplemento de Turismo
Iguazú, las Leyes de la Selva

Desde el comienzo el libro enseña la máxima principal: “el que entre en la selva y desconozca a los que la habitan y como funciona es comparable con encarar un deporte sin tener idea acerca de las reglas del juego. Aunque la mejor jugada del partido ocurra frente a nuestras narices, ¡tal vez ni nos enteremos!”
Esta obra del biólogo Santiago de la Vega fue concebida para ser utilizada antes durante y después de una visita a la selva misionera. Las Leyes que rigen ese complejo mundo se descubren página tras página, con ilustraciones de las especies, de la flora y la fauna.
Se transita por los senderos de Iguazú, se detallan las características de insectos, arañas, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.
También el lector puede toparse con los malos de las películas y conocer la debilidad de los más fuertes: el yaguareté y el águila harpía.
Iguazú es una obra de la colección que recorre del mismo modo otros hábitat increíbles y siempre soñados por cualquier viajero: La Antártida, las Leyes entre las Costas y el Mar, Patagonia, las Leyes del Bosque, y Patagonia, las Leyes entre las Costas y el Mar.
Gráficos: para tener referencias, el libro contiene planos de los circuitos del Parque Nacional Iguazú, y un detalle del área Cataratas. Para no perderse.


Revista VIDA SILVESTRE, Fundación Vida Silvestre Argentina
Mayo-Junio de 1999
Iguazú, las Leyes de la Selva

de la Vega se propuso presentar de manera sencilla y atrayente, las reglas que rigen la vida de animales y plantas en el selvático marco de las Cataratas del Iguazú. Y logró una guía de interpretación a la altura tanto del desafío como de ese fascinante ámbito. No sorprende: suma a su condición de biólogo un interesante fogueo en el campo de la divulgación y el ecoturismo. Además, cuenta con el auxilio de las didácticas ilustraciones de Gustavo R. Carrizo y colaboradores de lujo, como el naturalista Juan Carlos Chebez y el guardaparque Justo Herrera. Una obra que logra gatillar la curiosidad, esa madre de todo descubrimiento. No se pierda la aventura


Revista NUEVA, Julio de 1999
Corredor selvático - Animales y plantas

Los apasionantes secretos y desconocidos comportamientos de flores, frutos, insectos, aves, animales y reptiles del corredor selvático de Misiones son presentados por el biólogo Santiago G. de la Vega en su libro Iguazú, las Leyes de la Selva, de CONTACTO SILVESTRE ediciones.
A todo color las ilustraciones de Gustavo R. Carrizo acompañan la descripción de orquídeas, palmeras, mariposas, lagartijas, urracas, coatíes y yaguaretés, entre otras apreciadas y famosas especies vegetales y animales de la zona.


Revista NUEVA, Enero de 2000
MEMORIA y BALANCE, Textos recomendados por NUEVA
Iguazú, las LEYES de la SELVA, CONTACTO SILVESTRE ediciones.
Es uno de los títulos recomendados entre los recibidos en el año 1999 por la redacción, junto a otros siete libros de temas diversos


Revista GERENCIA AMBIENTAL, Julio de 1999
Iguazú, las Leyes de la Selva

Frases como la de Pascal "hay rázones del corazón que nuestra razón no conoce", permiten confirmar la satisfacción de sentir palpable el olor de la Naturaleza, sensación que se transforma en una necesidad tan querible como deseada.
Santiago G. de la Vega, biólogo y autor del libro, vivenció, luego de su graduación, muchas "experiencias silvestres" a lo largo de la Argentina y Chile. De allí supone su definido rumbo natural y su pasión por las relaciones entre los seres vivos.
El autor de Iguazú, describe con deslumbrante interés los detalles que componen el cautivante mundo de la Selva Misionera.
Con ilustraciones animadas del naturalista Gustavo R. Carrizo la obra posiciona al lector como principal participe de la aventura.
Colaboran en la edición, Andrés Bosso y Rosendo Fraga de la AOP (Asociación Ornitológica del Plata), y Juan Carlos Chebez y Justo Herrera de la Administración de Parques Nacionales.
de la Vega plantea las reglas del juego, las normas de lo que será zambullirse en un verdadero caudal de emociones rumbo a un lugar desconocido.
Desde la evolución de las especies, el diseño de la flora y la diversidad de la fauna, hasta la diversificación de los mamíferos alados. Planos de la ubicación de la flora en el circuito de Cataratas y gráficos explicativos de los principales frutos de estación completan la obra. Para conocer el "contacto silvestre" y descubrir la diversidad biológica y la dinámica de las especies de la Selva Misionera.



PATAGONIA, Las LEYES del BOSQUE


Diario CLARIN, 24 de Octubre 1999
LA NATURALEZA PATAGÓNICA

“La naturaleza es una amiga que hasta la muerte nunca perderás, y aún cuando mueras, desaparecerás en la Naturaleza”. Con esta cita del escritor ruso León Tolstoi, el biólogo argentino Santiago G. de la Vega pone punto final a su libro Patagonia, las Leyes del Bosque, de ediciones Contacto Silvestre. Con un lenguaje muy accesible, no exento de humor, de la Vega -recibido a fines de 1986 en la Universidad Nacional de Mar del Plata-, despliega un gran conocimiento de la naturaleza patagónica.
"Troncos y ramas caídas perdurarán por décadas antes de desaparecer. En Tierra del Fuego, ramas grandes de lenga requerirían más de 50 años para descomponerse, y se estimó que habrán de transcurrir cerca de 500 años para que un tronco caído pierda hasta el 90 por ciento de su masa", explica de la Vega. Y precisa: "La acumulación de hojas, ramitas, flores, frutos y conos en el suelo aumenta desde Neuquén hacia Tierra del Fuego. Resulta que a menores temperaturas, la descomposición es más lenta".
El libro incluye ilustraciones realizadas por Gustavo Carrizo, del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, y los mapas de los Parques Nacionales andino-patagónicos. Incluye además, fotografías tomadas por el médico Jorge Schulte, que vivió y viajó por la Patagonia.
de la Vega se preocupa por el fuego que ha diezmado gran parte de los bosques. "Los primeros grupos aborígenes de estas tierras empleaban el fuego para comunicarse, cazar, cocinar o simplemente para calentarse -escribe-. Los aguerridos mapuches lo empleaban tanto para la defensa como el ataque. Jesuitas y exploradores pioneros dejaron por escrito sus observaciones sobres vastas áreas de bosques quemados en la zona sur de Neuquén y norte de Río Negro”.
Con prosa diáfana, el autor pasa revista a las diversas especies de árboles y animales. Se refiere, también, a los Hielos Continentales, que "representan la masa de hielo de mayor importancia del hemisferio Sur fuera de la Antártida. En nuestro país, se extienden por parte de Santa Cruz".
Patagonia, las Leyes del Bosque brinda un amplio panorama silvestre, con espíritu ecológico, de esa lejana y mítica región que todavía siguen llamando "el fin del mundo". Esta es una buena oportunidad para penetrar en sus misterios.


Revista Naturaleza & Conservación, Aves Argentinas, Diciembre de 2000
Iguazú, las Leyes de la Selva, Patagonia, las Leyes del Bosque

Con unos pocos meses de diferencia, se publicaron dos trabajos de difusión a modo de guías ilustradas de flora y fauna. Una está dedicada a la selva misionera, tomando como epicentro el Parque Nacional Iguazú, y la otra al bosque patagónico, utilizando como base el rosario de parques nacionales que van desde Lanín a Tierra del Fuego.
El texto se desarrolla como una serie de capítulos cortos sobre temas interesantes de la naturaleza regional. Los introductorios con un enfoque ecológico y los siguientes sobre la biología de las especies de plantas y animales silvestres más destacables. Con un estilo coloquial y fresco, que incluye el tuteo con el lector, el visitante a estas regiones naturales encontrará respuestas a las preguntas más corrientes del turista curioso. Los dibujos,color de Gustavo Carrizo, sumado a fotografías en el tratado de Patagonia, brindan un atractivo visual importante a la vez que ayudan a la identificación en el campo de las especies. Al final hay una reseña de la bibliografía utilizada y mapas de los parques nacionales de la zona.
La supervisión realizada por especialistas como Andrés Bosso y Rosendo Fraga, por mencionar a dos integrantes de Aves Argentinas, más los técnicos de la Administración de Parques Nacionales, es un detalle clave para visualizar tras un relato sencillo el respaldo científico oportuno. Además, debemos destacar que parte de lo recaudado con la venta del trabajo de Iguazú se destina a Güira-ogá, el Centro de Recuperación de Aves Amenazadas de la Selva Misionera de nuestra entidad. La diversidad de temas tratados y la precisión técnica dentro de un estilo ameno, convierten a estos libros de viajeros en una herramienta muy útil y original.


MAÑANA PROFESIONAL, Enero de 2000
PATAGONIA, las LEYES del BOSQUE

Con un estilo ameno y coloquial, Santiago G. de la Vega presenta su obra acerca de la naturaleza patagónica. Este libro, de Ediciones Contacto Silvestre, está pensado para ser utilizado idealmente antes, durante y después de los recorridos por el bosque. Este biólogo recibido a fines de 1986 en la Universidad Nacional de Mar del Plata, busca atrapar la curiosidad de los lectores hacia la naturaleza.
Abarcando Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, el libro ofrece:
- Interrelaciones sorprendentes de plantas y animales con muchos ejemplos para ilustrar.
- Adaptaciones y avatares de la vida silvestre ante fenómenos naturales y actividades humanas.
- El accionar evolutivo sobre bosques aislados.
- Ilustraciones y fotografías que complementan el texto.
- Los mapas de los parques nacionales andino-patagónicos.
"No somos los dueños del mundo, somos simplemente parte de él. Si además incluímos la escala del tiempo, digamos desde el origen de la vida, debemos reconocer que como especie somos recién llegados", concluye de la Vega en su obra. Aceptar y asimilar en lo profundo este concepto implica seguramente un cambio de actitud muy grande por parte de la humanidad hacia la Naturaleza.


AIRE y SOL, Febrero de 2000
PATAGONIA, las LEYES del BOSQUE

Después de su exitosa guía dedicada a la selva de Misiones, nuestro colaborador Santiago de la Vega presenta esta nueva obra para naturalistas consagrada a los bosques patagónicos. Los textos son ilustrados con fotos a color, dibujos de Gustavo Carrizo y numerosos mapas.
Un libro indispensable para quienes transiten los bosques del sur o para quienes quieran tener en su biblioteca un libro serio y didáctico.


Revista Week End, Noviembre de 1999
Patagonia, las Leyes del Bosque

En este libro, el segundo de su autoría, Santiago de la Vega nos sumerge en el mundo de la flora y fauna de los bosques patagónicos, abarcando las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Con un lenguaje simple y certero, sus páginas develan la interrelación existente entre las especies y su adaptación ante los fenómenos naturales (vulcanismo, climatología, etc.) y la actividad humana.


Revista GERENCIA AMBIENTAL, Septiembre de 1999
PATAGONIA, las LEYES del BOSQUE

Este libro bien podría denominarse la continuación de "Iguazú, las LEYES de la SELVA". Pero esta vez, el autor Santiago G. de la Vega, biólogo, ávido de Naturaleza, tal como lo firma en su presentación, se introduce por una de las tierras más atrapantes y desconocidas.
Patagonia, las Leyes del Bosque muestra como puede viajarse por los bosques sureños con un enfoque más sensible. Disfrutar como la majestuosidad del lugar nos transporta a un momento cautivante y motivador.
Conocer las leyes del lugar, experimentarlas en una travesía propia, nos permitirá observar como con estos nuevos conocimientos se pueden relacionar mejor las experiencias vividas.
A la participación de los colaboradores se suma Gustavo Carrizo con su contribución de ilustraciones animadas de flora y fauna.
Además contribuyen en la edición importantes organizaciones públicas y privadas, entre ellas: Asociación Ornitológica del Plata, Fundación Vida Silvestre Argentina y Administración de Parques Nacionales.
Un cierre con los mapas de los parques nacionales andino-patagónicos concluye la obra que en sólo 128 páginas logra mostrar desde una óptica diferente los misterios del lugar.



Antártida, las Leyes entre las Costas y el Mar,
Patagonia, las Leyes entre las Costas y el Mar.



Diario Clarín, 6 de Noviembre de 2000
Nuevo Libro sobre la Antártida. Biólogo que mira al Sur

El Continente Antártico, junto a Sudamérica, Africa, India, Australia y Nueva Zelanda, formaba parte del supercontinente de Gondwana hasta hace unos 175 millones de años, escribe el biólogo Santiago G. de la Vega, en su libro Antártida, las Leyes entre las Costas y el Mar. Desde entonces -asegura- la gradual separación de las masas continentales fueron dejando a la Antártida aislada y rodeada por mares.

Con un estilo casi periodístico, el autor - que ya ha publicado en Contacto Silvestre Ediciones, Patagonia, las Leyes del Bosque e Iguazú, las Leyes de la Selva - hace un exhaustivo relevamiento de la diversidad biológica que existe en la Antártida y las relaciones entre los organismos, desde macroalgas e invertebrados a las aves y mamíferos marinos.
de la Vega ha escrito también Patagonia, las Leyes entre las Costas y el Mar, que ha sido calificado por José María Musmeci de la Fundación Patagonia Natural, como una fina descripción de los fenómenos naturales que encierran las costas patagónicas.
...amante de la naturaleza por sobre todas las cosas, de la Vega se recibió de biólogo en 1986 en la Universidad Nacional de Mar del Plata. A los pocos días - recuerda- embarqué hacia la Antártida, por un año. La intensa experiencia de contacto silvestre allí vivenciada, creo que ha sido fuente de motivación.


Diario La Nación, 20 de noviembre de 2001
Buena Letra, Suplemento de Turismo.
Patagonia, las Leyes entre las Costas y el Mar.

La serie Explorando la Naturaleza del biólogo Santiago G. de la Vega pretende llenar el vacío existente en el país de bibliografía especializada sobre nuestros habitats naturales que pueda ser leída por neófitos en el tema. Tanto Patagonia, las Leyes entre las Costas y el Mar como los títulos de Patagonia, las Leyes del Bosque, Iguazú, las Leyes de la Selva y La Antártida, las Leyes entre las Costas y el Mar, son pequeños tomos muy cuidados, con bellos dibujos y fotografías que ilustran los distintos conceptos –animales, plantas, zonas geográficas- de la naturaleza de nuestro país, explicados en forma clara y precisa.
Guía de campo: escrito en un lenguaje entretenido y didáctico, la serie Las Leyes... es ideal como guía de campo para antes, durante o después del viaje, como aclara de la Vega.


Diario Noticias de la Costa, Viedma, Río Negro, 3 de octubre de 2000
La Patagonia y la Antártida, entre sus costas y sus mares, son los temas de los dos nuevos libros de la serie “Explorando Nuestra Naturaleza” en un intento por despertar la curiosidad de los lectores hacia los ambientes naturales del país.

Habiéndose desempañado como biólogo durante dos años en campañas con el Instituto Antártico Argentino, de la Vega destacó la labor de la base Jubany en la que se desarrollan programas a largo plazo en ciencias biológicas.
No teníamos una publicación de difusión sobre la ecología costera de la Antártida, y sobre que hace la Argentina en tal sentido, manifestó.
También resaltó el convenio que existe con el Alfred Wegener Institute for Polar and Marine Research desde el año 1994, que ha aportado una fuerte infraestructura en la Antártida para estudios biológicos, fisiológicos y ecológicos de aves y mamíferos marinos. Además hace posible el intercambio de científicos alemanes y argentinos.
En sus textos, de la Vega establece en primer lugar una presentación para superar la distancia entre el lector y la propuesta de contacto directo con la vida silvestre. Luego una sección denominada “Las Leyes...”, en la que vuelca conceptos ecológicos y evolutivos. Y en “Por las costas de…”, realizo una descripción de la diversidad biológica del ecosistema, contó.


Diario El Chubut, Madryn, 19 de Noviembre de 2000
Las Leyes de la Naturaleza pueden ser leídas, vistas y sentidas.

Santiago G. de la Vega presentó en nuestra ciudad la última edición de la serie Explorando Nuestra Naturaleza que ha titulado Patagonia, las Leyes entre las Costas y el Mar. El mismo permite a los lectores encontrar en un lenguaje sencillo basado en información técnica, la relación existente entre la fauna y la vegetación de cada área. Su último fin es captar la atención del público lector sobre la naturaleza.
El contenido de cada libro cuenta con el apoyo de distintas instituciones, y en particular de biólogos y naturalistas que hacen su aporte. Los distintos niveles de lectura de este valioso material permiten que tanto escuelas primarias, secundarias como universidades puedan utilizarlo. Inclusive se ha planteado un concepto de lectura de antes, durante y después de conocer los senderos de cada área natural. Finalmente de la Vega destacó que cada libro tiene un concepto cuya finalidad apunta a relacionar el saber con el sentir.


Al Borde, Octubre de 2000
Buena Lectura: Patagonia las Leyes entre las Costas y el Mar y Antártida, las Leyes entre las Costas y el Mar.

Fina descripción de los fenómenos naturales que encierran nuestras costas patagónicas y antárticas; estos libros abordan los temas científicos con claridad y sencillez, permitiendo que el lector común sea atraído y comprenda sobre la vida que nos rodea.
Santiago nos contaba, “a fines de 1986 me recibí de biólogo (Universidad Nacional de mar del Plata) y a los pocos días embarqué hacia la Antártida por un año. La intensa experiencia de contacto silvestre allí vivenciada, creo que ha sido fuerte motivación para tratar de afirmar un rumbo natural”.
Mi principal motivación para las Leyes… es NATURALEZA S.A. (Siempre Asombrosa), con el aval de más de 3.500 millones de años de evolución, cambio y diversidad desde el origen de la vida en el planeta.



Iguazú, The Laws of the Jungle.


Buenos Aires Herald, Octubre de 1999
IGUAZÚ WILDLIFE

Biologist Santiago G. de la Vega has just published Iguazú, the Laws of the Jungle, Contacto Silvestre ediciones, the english version of the first of a series of informative, attractively illustrated natural history handbooks on Argentine ecosystems. Anyone who has ever visited Iguazú Falls, or is about to, will enjoy reading about the secrets of the animals, insects and plants that live in the Misiones jungle.
There are butterflies whose wings look just like the bark of a tree, others whose red, black and yellow colours warn that they are poisonous.
We learn the strangler fig´s strategy for taking over a host tree, and why birds and butterflies follow columns of army ants, among many other surprising stories of nature. A must for the nature lover.


Buenos Aires Herald, Diciembre de 2000
Antarctica revisited

Biologist Santiago G. de la Vega has added another title to his Argentine ecosystems series: Antartida, las Leyes entre las Costas y el Mar. Anyone who loves the sea and its creatures, and the adventure implicit in venturing into the frozen uttermost corners of the earth, will enjoy reading this book, which explains the relationships between all the players in this very special environment.


Buenos Aires Herald, Diciembre de 2000
Patagonian coast handbook

Biologist Santiago G. de la Vega is back again with a new well illustrated book on Argentina´s flora and fauna in their ecosystems, in this case dedicated to what goes on in the sea and on the coasts of Patagonia. Anyone who has ever visited this area, or plans to do so, should have a look at Patagonia, las Leyes entre las Costas y el Mar, if only to know the spanish names and habits of the animals they will be seeing in a place with amazingly abundant wildlife. The author explains the Magellanic penguins´life cycle on the Tombo peninsula from August to March (don´t expect to see them there at any other time of the year), reveals didactic tidbits like why shells have external skeletons, and details the areas where migratory birds and pinnipeds (sea lions, etc.) hang out. The attractive colour illustrations by Gustavo Carrizo and photos by the author further contribute to the readability of this useful reference book.
Todos los derechos reservados © Contacto Silvestre Ediciones - 2002 / 2008