Para las argentinas y los argentinos la estética es un tema que está siempre presente. Sin importar las crisis económicas que experimentamos con frecuencia en nuestro país, la mayoría de las personas tienen una rutina de belleza que va desde su propio método de limpieza o maquillaje hasta asistir a un centro de estética con cierta frecuencia para recibir tratamientos innovadores. Tenemos la posibilidad de encontrar estos centros en todo el país, y cada uno se especializa en diferentes terapias. Por ese motivo, viajar para pasar unos días en un spa o visitar un centro de belleza mientras se está de vacaciones son actividades bastantes frecuentes para los argentinos.

Turismo estético

Cada año Buenos Aires recibe a miles de turistas que desean conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad. Un porcentaje de esos turistas nacionales e internacionales también utilizan el spa del hotel en donde se alojan, además de visitar centros de belleza y clínicas de estética. ¿Por qué sucede esto? Las razones son varias, pero las más relevantes son los precios muy competitivos que se ofrecen en Argentina y el alto nivel de profesionalismo tanto de los cirujanos estéticos como en los técnicos que realizan los tratamientos de belleza.

Innovaciones en los tratamientos

Sin dudas, la industria de la belleza avanza sin pausa y sigue creando aparatología y nuevos productos que mejoran los resultados de los tratamientos o establecen nuevos métodos innovadores en el mundo de la estética. Los turistas buscan nuevas opciones y están listos para probar diferentes tratamientos en una ciudad que tiene mucho que ofrecer en este campo. Dentro de las terapias que comenzarán a utilizarse en el curso de este año se encuentra un nuevo lifting sin cirugía, en el que se utiliza una tecnología diferente desarrollada en Europa llamada Ultherapy. Este tratamiento permite remodelar el cuello, la cara y el escote sin ninguna acción invasiva. Se aplica ultrasonido con calor y microfocalizados, que deja intacta la superficie de la piel.

Por otro lado, otros tratamientos ya instalados en el mundo de la belleza, como la fosfatidilcolina, se optimizan para realizar una liposucción no quirúrgica con la aplicación de inyecciones locales en las zonas con adiposidad o con el uso de cremas tópicas y aparatología.

Vacaciones cortas, tratamientos exprés

Las terapias de belleza exprés son las más populares porque no requieren de una recuperación larga y los resultados se ven con rapidez. Son ideales para los turistas que no pueden quedarse demasiado tiempo en un lugar (especialmente si desean recorrer distintos puntos de la Argentina). Uno de los más utilizados es la bioestimulación que promueve la creación de colágeno de manera no invasiva. La bioestimulación se logra a través de diferentes métodos como el Enerjet (aire, en lugar de agujas, para introducir elementos en la piel). Otros de los nuevos métodos exprés es la hidroxiapatita de calcio, u nuevo relleno dérmico aplicado por médicos expertos cuyos resultados se ven de inmediato.

Viajar para sentirse mejor con la imagen personal es una razón tan válida como cualquier otra. Por eso, los viajeros de la estética siguen siendo numerosos en Buenos Aires y en todas las ciudades de Argentina en la que hay centros de belleza de alta calidad.