Llega esta época del año en la que todos comienzan a pensar en las hermosas vacaciones y con ello surgen varias preguntas, como a dónde irán este verano, cuántos días, si vacacionarán o no, entre miles de cosas más. 

Observando varios de los restaurantes en distintos puntos del país, pudimos notar que aunque el clima sea frío o caluroso, hay algo que siempre está presente en muchísimas de las mesas, ¡las pastas! Parece que los argentinos somos amantes de esas harinas con salsa que hacen una fiesta en los paladares. La verdad es que no hay nada más rico que comerse un buen plato de pastas, con crema o salsa la bolognesa, o porqué no, con ambas. 

Algunos expertos sostienen que es necesario el consumo de al menos una mínima cantidad de harinas, mientras que otros, en cambio, aconsejan no consumirla en lo absoluto. Nosotros, por nuestra parte, creemos que no se le puede negar a nadie la posibilidad de comer un buen plato de pastas, por eso, a continuación te contaremos algunos de los beneficios de consumir esos exquisitos platos:

  • Escaso contenido en grasa: Sí, así como leés. Aunque no lo creas, las pastas tienen muy bajo contenido en grasa, para ser más exactos contiene el 1% de grasas en 100 gr de pasta. A diferencia de todos los que afirman que la pasta engorda, debemos decirte que esto es falso, siempre y cuando las consumas con moderación. 
  • Alta en carbohidratos: Esto es algo sumamente positivo, ya que los carbohidratos brindan energía a nuestro cuerpo y esto nos da mayor fuerza para poder realizar actividades físicas.
  • Mucha cantidad de gluten: Es por eso que para los celíacos está totalmente prohibida, pero, para los que sí pueden comerla, el beneficio de esto es que el gluten tiene un gran efecto de saciabilidad, es decir, con poca cantidad te sentís satisfecho y por más cantidad de tiempo.
  • Contiene gran cantidad de nutrientes: Entre ellos, lo más reconocidos son la vitamina A, el magnesio, calcio, hierro, fósforo, potasio, entre otros.

Ahora, para los que no tienen la posibilidad de tomarse unas vacaciones o quieren realizar algún tipo de actividad económica durante las mismas, te acabamos de dar la mejor idea, ¡cociná pastas para vender! Aunque no lo creas, la venta de comida, sobre todo de pastas, deja mucha rentabilidad, porque su producción es económica, ya que las harinas (y verduras en el caso de que estén rellenas) no tienen un costo elevado, por lo tanto, podés obtener una buena ganancia.

Si estás pensando en incorporarte al mundo de las pastas o empezás a notar que tu emprendimiento comienza a funcionar muy bien, te recomendamos a Gr-Maq, quienes cuentan con todo el equipamiento necesario para que le des a tu “fábrica de pastas” el impulso que necesita.

Las pastas son y serán un clásico, empezando por los tallarines, ñoquis, entre muchos otros más. Pero los ravioles, ¡hay los ravioles! Esos sí que no pueden faltar.  Si querés darle un verdadero tinte personal a tu emprendimiento, nada mejor que demostrarlo a través de los ravioles, a los que podés prepararlos con los rellenos más exóticos que se te puedan ocurrir, y esto sin duda, hará que todos quieran probarlos. Si tenés la oportunidad de adquirir una maquina raviolera, harán que la producción sea mejor y más rápida. 

 

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés, ¡anímate a nuevos rumbos!