El sector del turismo es una de las actividades más dinámicas y activas por los montos que se manejan y su variedad; así como por la contínua demanda de más opciones que permitan distinguir una alternativa por sobre otra. Independientemente del tipo de propuesta que se ofrece al visitante, la limpieza, el orden y la buena organización de los espacios son requisitos que no pueden dejar de cumplirse, sobre todo si de hoteles o lugares de alojamiento se trata. Una tendencia que se destaca en relación a las preferencias de los turistas es la de optar por alternativas que resulten amigables con la naturaleza, el medio ambiente y el cuidado del entorno. Pero si bien un hotel o lugar de alojamiento con estas características parecen relativamente sencillo de organizar, supone varios detalles que deben ser contemplados para que todo fluya natural y ágilmente. Uno de los puntos seguramente más importantes es la presentación y el cuidado de la blanquería, sábanas, toallas, cortinas y todo tipo de materiales de este estilo que hacen a la presentación y funcionamiento diario del negocio. Y es que más allá de cualquier detalle o agregado original que se pueda considerar para brindar un servicio diferenciado a los visitantes, los detalles relacionados con la limpieza y los servicios de lavandería resultan sumamente imprescindibles y condicionantes de toda la experiencia final del visitante.

Existen empresas especializadas, como El Lucero, que se abocan a brindar este tipo de soluciones integrales, en forma tercerizada para diversos rubros, entre ellos por supuesto el sector hotelero. Poder delegar este tipo de tareas es una opción ideal sobre todo para los servicios de alojamientos que buscan diferenciarse mostrando un estilo ameno con la naturaleza y más despojado de los lujos, pero no de las comodidades. En estos casos especialmente, contratar profesionales con experiencia en esta tarea permite, por un lado, asegurar la efectividad de los servicios, en una forma discreta para el huésped, pues solo será necesario un lugar para el guardado de las ropas limpias y luego un depósito para guardar las que estén sucias. Por el otro, permite ahorrar recursos en artefactos y aparatos de limpieza, secado, planchado y el personal necesario para estas labores, asegurando todo el proceso en forma óptima.

Por último, un beneficio muy importante es el de la esterilización y desinfección necesaria de estos elementos, como puede observarse en este enlace http://ellucero.com.ar/esterilizacion-ropa, se trata de un quehacer que conlleva diferentes aspectos, todos ellos igual de importantes. Desde los componentes a aplicar, pasando por las normas ISO y reglamentaciones de la industria a cumplir, hasta la minuciosa observación del resultado final, todos estos aspectos no deben soslayarse y estas empresas tercerizadas aseguran su ejecución.

La limpieza de los espacios es tan básica como importante y a pesar de que muchas veces se la subestima, se trata de un aspecto fundamental que independientemente de la propuesta del alojamiento, siempre será motivo de recomendación (o no) por parte del cliente.